Hoy, en un nuevo capítulo de #MusasdeSaraOmatos traemos la historia de amor de María. Once años de una relación que comenzaba estudiando juntos en el colegio.

Una boda, que al contrario de muchas, tuvo que ser adelantada a causa de la pandemia. Celebrada el 19 de septiembre de 2021 en el Seminario San José de Godella. Llena de reencuentros y mucho amor.


 

¿Cómo conociste nuestro Atelier?

“Siempre soñé con hacerme el vestido desde 0, un diseño personalizado con el que me sintiera a gusto.”

“En plena pandemia, mientras la mayoría de novios atrasaban su boda, nosotros nos vimos obligados a adelantar la fecha de la nuestra. Así que me encontré a 4 meses de la boda y sin haber podido ir a visitar ninguna tienda o atelier. Comprendí que no podía partir de un diseño de 0, no entraba en plazo. Supe que tendría que elegir un vestido de una colección que pudiese personalizar. Buscando en bodas.net, di con la web de Sara Omatos. Vi los diseños de su colección y me enamoré automáticamente de uno de ellos.

Contacté con ellas, tuvimos una primera reunión online y acabé encantada con el equipo y su trato tan amable. Todo eran facilidades, propuestas y soluciones. En la reunión, me enseñaron varios modelos de vestidos de novias a medida y diferentes combinaciones. Y supe que lo que tenía en mente, podría hacerlo realidad con ellas”.

Finalmente, “tuve claro que quería hacer mi vestido con Sara Omatos porque había encontrado el primer diseño con el que me sentiría cómoda e identificada, pudiendo personalizarlo y, además, podría tenerlo a tiempo a pesar de haber adelantado la fecha de la boda.”

 

Fotonovias realesFotografías de Cotton Blue Foto

 

¿Cómo era el vestido de tus sueños y qué vestido elegiste finalmente?

Siempre soñé con un vestido romántico que me identificara. Quienes me conocen, al verme en la boda, me reconocían lo mucho que me representaba el vestido que llevé.

Sabía que quería algo bordado, con puntillas o detalles que lo hicieran especial y romántico. Quería un escote discreto en la espalda y una falda de tul con volumen y cola. Y todo eso, personalizando algunos detalles, pudimos cumplirlo con el Modelo Sara de la Colección Musas. Incluía un bolero, al cual cerramos un poco el escote de la espalda, y lo unimos a la falda de plumeti que llevé para el baile. Y para la Ceremonia y el banquete, llevé la sobrefalda de tul. En todo el proceso, me acompañaron mi madre y mi suegra. Su apoyo fue muy necesario para definir mi vestido.”

¿Cómo fue tu experiencia con la Primera Prueba?

Fue increíble. Vi materializado todo tal y como me lo imaginaba. Supe que no me había equivocado en la decisión del Atelier ni del vestido. Visualicé mi vestido acabado para el gran día.”

 

 

Tu primer pensamiento al ver el vestido de novia en la Última Prueba.

Es un momento de nervios, emoción, muchas opiniones y cuesta asimilarlo. La prueba fue la misma semana de la boda y piensas que todo el camino organizándola ha valido la pena. Has ido a por el vestido para llevártelo ya a casa y no cambiarías nada. Solo piensas en que llegue ya el gran día.

 

vestido de noviaFotografías de Cotton Blue Foto

¿Cómo fue vuestra celebración?

La ceremonia fue en el Seminario San José de Godella y el aforo de la iglesia no permitía que pudiesen entrar todos nuestros invitados. Así que habilitamos para ellos unas sillas y una pantalla enorme en el claustro del Seminario, donde siguieron la retransmisión de la misa en directo. 

Todo decorado con flores y mucho mimo. Fue muy especial poder compartir nuestro día con todos los que queríamos. 

Celebramos el cóctel y el banquete al aire libre, en La Vallesa de Mandor. Hizo un día precioso. Y la fiesta fue en la bodega. 

Fue una boda de muchos reencuentros, la mayoría no nos habíamos visto desde el inicio de la pandemia. Teníamos muchas ganas de celebrar y se vivió muy intensamente.”